Los templos japoneses

JAPAN

japon-tallon4-001

Ya hemos nombrado en multitud de ocasiones los templos japoneses y como estos se pueden dividir en tres grupos, aunque en muchas ocasiones esta división es un poco complicada por la mezcla religiosa que existe entre las dos grandes religiones en Japón. Así podríamos decir que los templos japoneses pueden ser de tres tipos, dependiendo de la religión y el dios al que se venera: sintoístas, budistas y en menor medida confucionistas. Hoy hemos querido, casi a modo de reflexión, juntar los pocos conocimientos que tenemos sobre los templos nipones en este pequeño artículo.

Aunque los japoneses acuden a los templos muy a menudo no por ello significa que sean más o menos creyentes.  Japón es un país donde la religión es más una ideología y una forma de vivir y entender el mundo, que una doctrina regida por una serie de normas impuestas respecto al culto que se tenga que seguir con cierta regularidad, como es el caso de la mayoría de religiones y cultos mayoritarios en occidente, por lo que sus lugares sagrados o de culto son mucho más que un simple espacio para rezar y comunicarse con los kamis, es un centro de reunión para la comunidad más allá de las costumbres religiosas. Por ello encontraremos todo tipo de templos y santuarios que se alzan por allá donde vayamos. La gente suele visitarlos a menudo para pedir favores en el amor, el trabajo o los estudios, o para ofrecer alguna ofrenda a los difuntos familiares que residen en él, en el caso de los templos budistas. Además casi todas las festividades locales y nacionales tiene su actividad central en los recintos templários.

fantasmas-japonese-06

Como comentamos en el especial de fantasmas japoneses los templos budistas, a diferencia de los sintoístas, acostumbran a poseer un cementerio propio, suelen ser pequeños lugares de reposo  y calma entre el ajetreo de las grandes ciudades como Tokyo, Okaka o Kyoto. Esta diferencia entre ambos estilos de templos puede ser debido a que tradicionalmente el sintoísmo rechaza todo lo que no es puro o limpio, y desde luego, tanto la sangre, las enfermedades o la muerte no son bien vistos dentro de las tierras sagradas de los dioses donde se encuentran los templos. Recordemos por ejemplo, como vimos en el especial sobre el sintoísmo y las mujeres, que nos está prohibido pisar un recinto sintoísta cuando tenemos la regla o hemos tenido un bebe recientemente o un aborto, ya que todo lo relacionado con la sangre dentro de territorio sagrado es una ofensa muy grave para el dios de santuario (normalmente representado por un objeto sagrado dentro de la estáncia princial colocado sobre un altar). Y desde luego la muerte es otra de las grandes impurezas que no puede tocar tierra de kamis. Sin embargo muchos templos budistan alvergan en su recinto santuarios y altares sintoistas, un hecho que nos puede resultar chocante a los occidentales, pero que gracias a la pluralidad, buena convivencia y tolerancia cultural para los japoneses no supone ningún problema.

templos-tallon4-003

El recinto de los templos, tanto budistas como sintoistas, suele estar marcado por una puerta que separa los dos mundos, el de los humanos y el de los kamis. No es así en el caso de los santuarios o pequeños altares, en su gran mayoría de culto sintoísta, construidos en zonas normalmente rodeadas de naturaleza en honor al kami del lugar, por ejemplo, en los bordes de un camino de montaña o en el hueco de un árbol, aunque se suele delimitar la zona colocando una cuerda gruesa con amuletos alrededor del altar. También existen los altares construidos en el interior de las casas, utilizados para honrar a los antepasados muertos, pues según tradiciones sintoístas se les eleva a la categoría de kami una vez abandonan este mundo, y por lo tanto es buena costumbre para no causar su ira construirles un altar honorífico para venerarles como todo kami se merece.

Papis-Tercer-día-016

Así pues vemos que el sintoísmo es una religión muy poco estructurada, pues proveiene de una forma de chamaquismo basada en la adoración y respeto hacia la naturaleza y todo cuanto la rodea, por ello sus templos no se rigen por una estructura clara, si bien es cierto que los muchos tienen una serie de peculiaridades como la viga en forma de V que se conservan de los primeros años en los que los japoneses comenzaron a construir pequeños recintos para dar cobijo a sus dioses. Por aquel entonces tenía la misma estructura que las casas tradicionales y mientras estas han ido variando para adecuarse a los nuevos tiempo y las comodidades los santuarios han querido conservar algunas de sus características arquitectónicas.

Sin embargo los templos budistas, religión más estructurada con unas doctrinas mucho más marcadas basadas en las enseñanzas de Buda, si que construye los templos con unas estructuras comunes, cada cual con su función.

 

Partes de templos budistas

sala principal

Sala Principal: Estan estancias reciben el nombre de kondo, hondo, butsuden, amidado o hatto y es donde se encuentran los objetos sagrados como las estátuas y el altar.

sala actos

Salon de actos: Se llaman Kodo y suelen ser usados para celebrar las reuniones y conferencias, aunque a veces también pueden contener objetos sagrados.

pagoda

Pagoda: Es una estructura fruto de la evolución de su semejante india, aunque actualmente es uno de los atractivos principales de los templos japoneses. En su interior se suele guardar alguna representación de Buda.

puertas

Puertas: Marcan la entrada a la tierra sagrada de los dioses y suelen estar protegidas por dos estátuas guardianas llamadas Niô o Kongōrikishi, pues según la tradición japonesa, los Niô viajaron con Buda para protegerlo.

campana

Campana: Los templos budistas suelen tener una campana enorme, que es golpeada con un tronco que hace un balanceo  horizontalmente colgado de cuerdas. En año nuevo, a las 12 de la noche, se hace sonar 108 en representación de los 108 deseos mundanos.

cementerio

Cementerio: Como hemos indicado anteriormente, los templos budistas tienen un cementerio donde se alzan las lápidas con las cenizas de la gente que ha querido reposar eternamente es ese pedacito de tierra santa. Cada tumba suele tener unas tablas de madera con grabados, y según los años de fallecimiento tendrá más o menos tablas. (Podéis ampliar esta información en nuestro especial sobre fantasmas japoneses, tercera parte).

 

Ejemplos de templos y altares sintoístas.

Como una imagen vale más que mil palabras, a continuación os mostramos unos ejemplos sobre templos, santuarios y altares sintoistas.

templos-tallon4-004

JAR27672

05.09.10+045

3971391014_031edf2703_z

Fuente estructura de templos: Bog Japón